¿Quién es Bartimeo? ¿Qué puedo aprender de la historia de Bartimeo?


Historia de Sanacion, Fe, y Esperan...
Historia de Sanacion, Fe, y Esperanza. Dios te quiere sanar!

La historia de Bartimeo es una historia popular para muchos, por que es uno de los evangelios que se lee en la iglesia.  ¿Pero quizás no has escuchado la historia, o quizás no te has detenido a pensar que puedo yo aprender de Bartimeo?

¿Quién es Bartimeo?

Bartimeo es un ciego hijo de Timeo, un ciego que Jesús sana en el pueblo de Jericó. La historia de Bartimeo la encontramos en el libro de Marcos capitulo diez.  Me gustaría que reflexionemos de la historia en general y personal.

Marcos 10:46-52 

46 Entonces llegaron a Jericó. Y cuando El salía de Jericó con Sus discípulos y una gran multitud, un mendigo ciego llamado Bartimeo, el hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino. 47 Cuando oyó que era Jesús el Nazareno, comenzó a gritar y a decir: “¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí!”

48 Y muchos lo reprendían para que se callara, pero él gritaba mucho más: “¡Hijo de David, ten misericordia de mí!” 49 Jesús se detuvo y dijo: “Llámenlo.” Y llamaron al ciego, diciéndole: “¡Anímate! Levántate, que te llama.” 50 Arrojando su manto, se levantó de un salto y fue a Jesús.

51 Y dirigiéndose a él[a], Jesús le preguntó: “¿Qué deseas que haga por ti?” Y el ciego Le respondió: “Raboní (Mi Maestro), que recobre la vista.”52 “Vete, tu fe te ha sanado[b],” le dijo Jesús. Al instante el ciego recobró la vista, y Lo seguía por el camino.

La historia general, es que Jesús estaba con sus discípulos y una gran multitud saliendo del pueblo de Jericó.  Se encuentra a un ciego y lo sana.  Pero la historia tiene muchos puntos importantes que podemos analizar y en los cuales podemos reflexionar.  Vamos a desglosar la lectura un poco para aplicar la historia a nuestra vida personal.

Entonces llegaron a Jericó.

Jericó se considera una de las ciudades mas antiguas del mundo, la ciudad estaba localizada en un punto central o importante para transitar del reino del sur al reino del norte durante el reino dividido.  Jesús transito por Jericó varias veces. Podemos decir que el milagro en Jericó fue simbólico por que representa el caminar o peregrinación que muchos hacían porque era la peregrinación a Jerusalén, al templo, hacia Dios.

Y cuando El salía de Jericó con Sus discípulos y una gran multitud, un mendigo ciego llamado Bartimeo, el hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino. 

Jesús ya estaba saliendo de Jericó, quiere decir que había pasado un tiempo en Jericó, y tenia una gran multitud siguiéndolo.  Bartimeo es identificado por nombre en la lectura y por genealogía, se menciona que Bartimeo es el hijo de Timeo.  Este detalle puede servir para identificar al ciego y para credibilidad.  Pero también nos puede demostrar que el ciego tenia dignidad o tenia valor antes Dios. 

Una persona ciega en los tiempos de Jesús (y lamentablemente hasta hoy día) se consideraba una persona menos que los demás.  Se consideraba una persona pecadora y se marginaba de la sociedad.  Bartimeo no solo era ciego, pero también era mendigo, en otras palabras, era un indigente por que no tenia hogar, no tenia trabajo, no tenia forma de vivir mas que depender de las donaciones de las personas.

 Bartimeo estaba sentado junto al camino, no estaba en el camino, pero estaba junto al camino y sentado.  Bartimeo no estaba peregrinando, no tenia para donde ir, no tenia a quien seguir, no tenía propósito o dirección.

Cuando oyó que era Jesús el Nazareno, comenzó a gritar y a decir: “¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí!”

Bartimeo escucho que era Jesús, no lo conoció porque no podía ver, seguro escucho la gran multitud y pregunto que estaba pasando y alguien le dijo Jesús esta aquí.  Al instante comenzó a gritar y a llamar a Jesús.  Bartimeo no se avergonzó, no se aguantó, tenia una necesidad, tenia un deseo y no quería que Jesús se fuera sin cumplirlo.  Jesús estaba saliendo de Jericó, quizás Bartimeo pensaba que era su última oportunidad, que había esperado mucho tiempo y no la iba a dejar pasar.

El grito de Bartimeo es muy importante: Jesús, hijo de David, ten misericordia de mí.  Este grito demuestra que Bartimeo tenia fe.  Fe por que el titulo hijo de David, era un titulo que demostraba que Jesús era Dios, que Jesús era el mesías, el ungido.  Por que las profecías del antiguo testamento nombraban al mesías como descendiente de David.  El salvador vendría de la genealogía de David y se conocería como hijo de David.  Al momento que Bartimeo llamo a Jesús hijo de David, estaba llamándolo Dios, el escogido, el esperado.

Cuando Bartimeo grita, ten misericordia de mi o ten compasión de mi (en otras traducciones), Bartimeo se esta considerando pecador, se esta poniendo a los pies de Jesús.  Al el clamar misericordia o compasión, le esta pidiendo a Jesús que se ponga en su situación, que se compadezca de él.

48 Y muchos lo reprendían para que se callara, pero él gritaba mucho más: “¡Hijo de David, ten misericordia de mí!” 49 Jesús se detuvo y dijo: “Llámenlo.” Y llamaron al ciego, diciéndole: “¡Anímate! Levántate, que te llama.

En medio de la multitud Bartimeo grita, pero entre la multitud, muchos lo reprendían y le mandaban a callar.  Cuantas veces no encuentras que las personas a tu alrededor te quieren limitar, te quieren prevenir buscar el camino.  ¿Cuántas veces las personas a tu alrededor quieren que te calles, pero ahora piensa cuantas veces eres tú el que mandas a callar a un Bartimeo en tu vida?

¿Y que hizo Bartimeo? En vez de callar, grito mas fuerte, era un grito de desesperación, un grito de socorro pensaba que su ultima oportunidad de ser sanado se marchaba.  Y su grito, su llanto, su oración fue respondida, Jesús se detuvo.  No tan solo se detuvo, lo mando a llamar.  No sabemos si en la multitud los mismos que mandaron a callar a Bartimeo, fueron los que ahora lo llaman y le dan esperanza diciéndole: ¡Animo! ¿Pero qué cambio? Que antes lo manden a callar y en un instante le den ánimo, lo que cambio fue que Jesús se detuvo y lo llamo.  Ese llamado de Jesús le demostró a la multitud que Bartimeo era de importancia, que Bartimeo tenía la atención de Dios.

50 Arrojando su manto, se levantó de un salto y fue a Jesús.

Bartimeo se levanto inmediatamente.  La lectura dice que de un salto fue a donde Jesús.  Si te pones a pensar, me imagino que no fue fácil para Bartimeo pararse de un salto.  Una persona que sea ciega y mendiga usualmente no tiene las fuerzas físicas para hacer los mismos movimientos de alguien que no sea ciego o mendigo, porque no tiene la misma alimentación.  Me imagino a Bartimeo siempre sentado o acostado y pocas veces caminando, por que no tiene la visión (caminar es más difícil sin un guía, sin la visión, sin saber bien por donde vas).  Pero la lectura dice que de un salto fue a Jesús.  Esa emoción de que Jesús lo llamo, esa emoción de que no estaba marginado, que tenia valor, lo ayudo a saltar hacia Jesús.

Pero Bartimeo hizo algo aun más difícil, el arrojo su manto. Quizás leas esa frase y la pases de percibido, pero reflexionemos en el manto.  ¿Qué es el manto de Bartimeo? El manto para un ciego es lo que usan para sentarse en la calle, es lo que usan para dormir, es lo que usan para protegerse del sol cuando esta muy soleado.  Lo usan para protegerse del frio cuando esta frio, se protegen de la arena cuando hay mucha brisa.  Lo usan para protegerse de los animales; moscas, mosquitos, insectos y más.  En otras palabras, para una persona mendiga y mucho mas ciego, el manto es su todo.  El manto es su protección, su hogar, su ropa, su muleta, su apoyo.  El hecho de Bartimeo arrojar o soltar su manto es una acción muy simbólica.  Bartimeo le dejo dicho a Jesús y a la multitud, que confiaba en él, que esperaba que Jesús sea su apoyo, su protección, su todo.   El soltar su manto, significa fe completa en Jesus, despojarse de lo que es tu apoyo o tu control.

51 Y dirigiéndose a él[a], Jesús le preguntó: “¿Qué deseas que haga por ti?” Y el ciego Le respondió: “Raboní (Mi Maestro), que recobre la vista.”5

Jesús le pregunto, aunque el sabia lo que el ciego quería, Jesús quería que Bartimeo aceptara su necesidad y que la hiciera pública. Bartimeo no pidió dinero, no pidió una casa, no pidió un manto nuevo, el pidió recobrar la vista.  Pero antes el reconoció a Jesús como SU maestro, en otras palabras, le demostró a Jesús que quería una relación personal con él, lo llamo SU maestro. 

“Vete, tu fe te ha sanado[b],” le dijo Jesús. Al instante el ciego recobró la vista, y Lo seguía por el camino.

Jesús reconoció la fe de Bartimeo y lo sana.  Pero la sanación comenzó interiormente, Jesús reconoce que Bartimeo tiene fe, y que tiene una necesidad.  Si Bartimeo no tuviera fe, no hubiera sido sanado.  La sanación siempre empieza desde adentro, una sanación interior y luego se manifiesta exteriormente.  Pero Bartimeo fue sanado y no se fue, Jesús le dijo tu fe te ha sanado vete, pero él lo siguió por el camino.  Bartimeo estaba al lado del camino, estaba sin propósito, sin dirección, pero al recibir la sanación interior y exterior, encontró su propósito, siguió a Jesús por el camino.  El seguir a Jesús nos hace discípulos, después de su sanación, Bartimeo he hizo discípulo de Jesús.

¿Qué podemos aprender de la historia de Bartimeo?

La historia de Bartimeo es probablemente la historia tuya y mía. Bartimeo se encontraba en el lado del camino, estaba sin propósito, sin dirección.  Bartimeo estaba olvidado, marginado y considerado menos que los demás.  Quizás has escuchado de un tal “Jesús” el mesías, el ungido, pero no lo puedes ver, no lo puedes conocer, solo lo conoces de nombre y has escuchado de él.  Pero alguien te dice que Jesús esta pasando cerca de ti y tu curiosidad es de conocer de Jesús, de conocer lo que el ofrece.  Llegas al punto que Jesús esta cerca de ti, pero no sabes si puedes llamarlo, no sabes si debes llamarlo, no sabes que hacer, pero como esta cerca lo quieres llamar.  Tienes el valor y lo llamas, llamas a Jesús, buscas de Jesús, lo quieres conocer, lo quieres en tu vida, pero tu familia, tus amigos, tus seres queridos te aconsejan que no.  Tus seres cercanos te hacen sentir mal, te llaman loco, piensan que eres un fanático, que estas anticuado.  Pero tu sientes que Jesús esta presente y lo sigues llamando y buscando.  Jesús se detiene y te llama, te sana interiormente y te invita a seguirlo. 

Este es el camino de Jesús, el te esta llamando, el te espera y quiere que lo sigas.  Pero el camino no es fácil, encontraras personas (usualmente seres cercanos o queridos), que te van a desalentar, pero Jesús te invita a que lo llames, lo busque y lo invites en tu vida.  Un obstáculo que yo he encontrado en seguir a Jesús es mi manto.  Mi manto es aquello que no quiero dejar, aquello que no quiero soltar para seguir a Jesús.  Mi manto es lo que considero mi protección, mi seguridad fuera de Jesús. Y estoy llamado a soltar el manto y confiar en Jesús, dejar que Jesús sea mi protección y mi seguridad, que el sea mi manto.  Bartimeo es un gran ejemplo para seguir, un ejemplo de fe, reconocer que Jesús es Dios, de soltar todo lo que tienes y confiar en que Jesús te dará eso y más.  Esa es la grandeza de Dios, que nos pide soltar nuestra protección, seguridad, nuestro manto, pero no nos dejara sin nada, el nos cambia el manto por su manto.  El manto de amor, de fe, de protección, de seguridad, de prosperidad que solo el puede dar.  Solo tenemos que creerle.

Se que suena muy fácil decir solo tenemos que creerle, solo tenemos que tener fe, solo tenemos que soltar el manto.  Pero si en verdad lo quieres seguir, si en verdad quieres un cambio en tu vida, quieres una sanación interior y exterior, confía en él.  No tiene que ser del todo inmediatamente, el te conoce y sabe tus deseos y necesidades, solo quiere que tu se lo digas y que lo dejes sanarte para que lo sigas.  Jesús te esta mirando amorosamente, te llama y te pregunta: ¿Qué quieres que haga por ti? Confía en él y díselo.

¡Que Dios te Bendiga!

Artículos de Interés

Reflexión de la Parábola: El Hijo Prodigo

 Puntos fundamentales sobre La Santísima Trinidad: ¿Qué Es La Santísima Trinidad?

¿Cuáles son los libros de la Biblia Católica?

Camino A Emaús

Reflexión: La Hemorroisa

¿Cuál es tu Montaña?

¿Qué es orar sin cesar? ¿Como puedo orar sin cesar?

La Misa: ¿Que es la misa? ¿Porqué ir a misa?

Recent Posts